Las redes sociales necesitan del Storytelling, las empresas B2B…también.

Cristina Sandín
OnceUponaTime620x413

Desde hace unos años no hacemos más que oír la importancia de estar en Redes Sociales para las empresas y no solo para las empresas B2C, que dirigen sus productos o servicios al consumidor final, sino también para las empresas cuyo negocio es entre empresas, B2B.

Y se nos dan múltiples razones, la mayor parte de ellas muy válidas, como podemos observar en la infografía de RealBusinessRescue, que incorporamos al final de este post, en la que explica los principales puntos por los cuales las redes sociales son clave para las empresas B2B.

Que si el enorme crecimiento de las redes sociales en los últimos años, los millones de visitantes y conversaciones que se producen y por eso las empresas de B2B están utilizando estas plataformas para su marketing.

Pero lo que no debemos olvidar es que lo importante no es estar en Social Media… sino que nuestra presencia en las Redes Sociales suponga una mejora de nuestra relación con nuestros presentes y futuros clientes, que nuestra reputación se incremente, y que nos convirtamos en referentes interesantes a los que acudir cuando nuestros clientes necesiten cualquier cosa relacionada con nuestro sector. En definitiva, que cuando nos decidimos a estar presentes en social media, nos tenemos que convertir a su vez en un excelente proveedor de contenidos de temas relacionados con nuestro sector… y hay que estar dispuestos a ello, porque esto precisa de una gran dedicación y compromiso con nuestra audiencia.

Pero esto no es suficiente, además debemos ser relevantes y únicos, generar deseo de repetición y de permanencia en nuestro entorno, de relación, de compartir, de formar parte de la conversación  … y esto solo es posible con un buen Storytelling.  Que haga protagonista a la audiencia, que se sienta parte fundamental de la historia y que provoque una relación que vaya del ON al OFF de forma natural. Todas las empresas tienen el suyo… solo hay que saber encontrarlo.

Si no lo hacemos así, pasaremos a formar parte de los miles de perfiles sociales “seguidores” y faltos de interés … y esto no beneficiará de ninguna manera a la relación de nuestra empresa con sus clientes… ¿no crees?

b2b